martes, 13 de mayo de 2008

Coroico

Dia 92

De Copacabana Hernan se fue a Cusco donde posiblemente me volvere a encontrar con él. Despues de un fugaz paso por La Paz donde nos encontramos con Amandine (que vuelve a Chile), yo me he venido a Coroico con Belen. El sitio es increible, pero lo es mas todavia el camino desde la capital, y para disfrutarlo aun mas nos vinimos en bici. Es una ruta muy transitada y ahora explicare por que, pero la cuestion es que existen varias agencias en La Paz que organizan la excursion. Te ponen la bici, el casco y todo el equipo, avituallamiento, desayuno y almuerzo, un guia y un minibus de apoyo que luego te lleva de vuelta a La Paz (si quieres, nosotros nos quedamos en Coroico). La ciudad es la capital de Los Yungas, una region de selva casi tropical.



Los Yungas

La gracia de la ruta en bici (que discurre por la antigua carretera, ahora sin coches porque estos van por la nueva) es que sales por la mañana de las afueras de La Paz en una carretera de alta montaña con apenas unos grados sobre cero y rodeado de rocas peladas, cumbres nevadas y lagunas congeladas.


El inicio del camino desde el sitio ceremonial de "La Cumbre", 4750 msnm

A medida que vas descendiendo (el camino es casi todo en pendiente, asi que apenas hay que pedalear, esa es la otra gracia) el clima se va atemperando, va apereciendo algo de pasto primero, arbustos despues, algunos arboles y a mediodia, tras solo 4 horas de marcha y unos 60 kilometros estas en medio de la selva rodeado de una espesisima vegetacion, riachuelos y saltos de agua por todas partes y un calor humedo infernal.


La ultima parte del camino, cerca de Yolosa, 1100 msnm

El camino es de los mas hermosos que he visto. Sin duda otro de los momentos algidos del viaje y una experiencia inolvidable mas.


Un recodo de la parte mas impactante del camino

Coroico es precioso. La ciudad esta plantada en la ladera de una montaña y mires por el lado que mires la vista de las lomas verdas alrededor cubiertas de niebla quita el aliento. El plan es bastante tranquilo, tipo Copacabana pero en la montaña en vez de en el lago aunque hay bastante que ver en los alrededores.

Esta tarde hemos hecho una marcha a unas cascadas y hemos ido todo el camino con la boca abierta. A la vuelta hemos bajado atravesando las plantaciones de coca de las laderas (en esta region se produce la mayoria y la de mejor calidad) hasta llegar a la carretera de vuelta a Coroico.
El resto del tiempo, paseando por la ciudad, leyendo y esperando que salga el sol un rato (el tiempo es rapidisimamente cambiante) para bañarnos en la piscina del hotel.



La vista desde la terraza del hotel

Para los que esteis pensando en un viaje, Coroico es otro punto mas a sumar al ya abultado marcador de Bolivia.
He tenido unos problemillas con la tarjeta del banco y debo quedarme cerca de La Paz hasta que lo solucione y no hay sitio mejor que este para esperar a que eso ocurra. Ya os contare

6 comentarios:

Eloy dijo...

Cuando vuelvas por aquí tienes que seguir con el blog este, porque para mi se ha vuelto adictivo... como los risquetos... y si no tienes nada interesante que contar, te lo inventas. Seguro que a la fauna y flora de Sevilla se le puede sacar mucho partido... Por aquí todo bien. Pasamos 4 días en (¿la fria y gris?) Córdoba y ya estamos de vuelta en (¿la calurosa y soleada?) Bruselas.
Muchos besos rey.

Manolo L Pradas dijo...

Q pasa Enriquito
Sigo con frecuencia tus aventuras y junto con la revisión del correo, el marca y el as, tu blog se ha convertido en parte de mi monótono ritual de acceso a internet, como ves estoy bastante limitado en este sentido.
Sigo alucinando con cada nuevo post, q supera a un post anterior q ya en sí parecía insuperable. Estoy deseando que vuelvas para pasar al menos un par de tardes (aunq imagino q nos haría falta el verano entero) hablando sobre tan increíble experiencia. Ya sabes q si lo de la medicina no va bien t puedes montar una agencia de viajes alternativos por américa del sur jejeje.
Bueno un abrazo de tu primo y a disfrutar de lo q queda.

Marta dijo...

enri, aunque parezca desaparecida te sigo siguiendo!!
como molas primo!! me quedas sin palabras...

Harry Haller dijo...

¿Ya sólo queda mes y medio? Joder tío; aprovecha, aunque está de más recordártelo.

Como habrás adivinado no me sumo en Cuba a tu periplo (no pudo ser por las fechas). Te he sustituido por tres semanas en el salvaje oeste americano...Frisco y su caluroso desenfreno me están esperando: durante tres meses creeré ser Dean Moriarty o Sal Paradise,-será absolutamente necesario que nos encontremos entre tu vuelta y mi partida: urge la comunión experiencial-.

Un abrazo 'Pantani'

mamá dijo...

Hola negri!POR FIN PUEDO ESCRIBIRTE,ya sabes que tuvimos problemas con el ordenador.Interesantísima tu crónica sobre el referendum y maravillosa tu descripción de Coroico.Sigue disfrutando que todavía te queda mucho que ver y que contarnos.Mil bsssss

Enrique dijo...

Veo que los aventureros formais una especie de cofradia que os vais despidiendo y reencontrando.
Me alegra que los de aquí (los fans del blog del Tio del Saco)vuelven a animarse, pues ultimamente estaban flojeando en su apoyo moral a la expedición.
Agradeceríamos que nos fueras comparando unas cosa con otras de las que vas viendo, al final no tenemos claro que es lo que mas te gustó.
Es triste pensar que esas generaciones que piensan que sus votos sirven para cambiar las cosas, acabarán en el desencanto...o algo peor. A ver si tienen suerte y consiguen un final mejor.
Lamentable que esas pobres gentes tengan en su pecho el escudo del equipillo ese del barrio de Nervión. Supongo que es parte de la herencia,no siempre digna, de "la Madre Patria".
Sigue con el espiritu abierto y empapate de todas esas formas de vivir de las que tanto podríamos aprender.
Un abrazo grande. Papá