domingo, 1 de junio de 2008

Lima

Dia 109

En Lima he pasado los ultimos 2 dias y en una hora continuo mi camino hacia el norte. Hasta ahora he ido muy tranquilo sin preocuparme demasiado del calendario, pero ahora que ya tengo billete de vuelta y muchas cosas que no quiero dejar de ver, he empezado a tener prisa.


Lima es enorme, desde Buenos Aires no habia estado en una ciudad tan grande. Tiene unos millones mas de habitantes que santiago pero al ser mas caotica y no tener metro, parece aun mayor. En realidad es una conurbacion formada por Lima (el centro), Callao, y barrios mas recientes de extrarradio que han acabado juntandose en una ciudad enorme. Yo tenia mi hostal en el de Miraflores, un barrio residencial que parece parte de otro pais, porque es donde vive la gente con mas recursos y mas blanquita que obviamente, no representa la mayoria de la poblacion peruana.


El centro de Lima, pese a no ser tan espectacular como el de Cusco y sobre todo no estar tan bien conservado, es tambien muy lindo y contiene numerosas muestras de arquitectura colonial.


El palacio de gobierno

Ayer dedique todo el dia a mis 2 ocupaciones favoritas cuando llego a una ciudad: vagar sin rumbo por las calles del centro y sentarme en un banco a ver la gente pasar ("y mirar a las palomas comeeer/ el pan que la gente les tira", Calamaro dixit). Lo que mas marca el caracter de la ciudad es que aunque llueve muy poco, en esta epoca del año (de mayo a octubre) esta siempre nublado pro la bruma que viene del mar dandole un permanente aspecto gris.

Una abarrotada calle del centro


Por la tarde habia quedado con Alvaro, un madrileño que me habia "recomendado" una amiga de Madriz. Estuvo un año viviendo en Buenos Aires (donde conocio a Mariana, su pareja) y desde hace otro año vive aca en Lima. Fuimos a cenar y a tomarnos una copas mientras me ilustraban sobre la situacion social y politica actual de Peru.

Con Mariana y Alvaro en un bar (el tipo de la izquierda es un espontaneo)

Hoy he vuelto a quedar con ellos y hemso ido al barrio chino, la parte del centro que me quedaba por conocer. Gente maravillosa, como tanta de la que estoy conociendo en este viaje (Gracias, Susana)

Con Alvaro en la entrada al barrio chino

En una hora me voy para Trujillo, a pasar otra noche en bus y ya cada vez mas al norte y mas cerca del calorcito acuatorial. Ya os contare

5 comentarios:

Eloy dijo...

Imagino que la Trujillo peruana deberá su nombre a la ciudad natal del Pizarro ¿no?

Un beso, rey

eltiodelsaco dijo...

Obviamente.
¡Viva Extremadura!

Gianma dijo...

y dicen que yo viajo... solo tengo que meter tu direccion en mi blog para desmentirlo...
Siento decirte que tienes que volver, Pepu destituido, te han llamao ya?... tu vuelta a la arena... como dicen por aqui...
Abbracci fratello.

Harry Haller dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Harry Haller dijo...

Dale un besito a la 'niña mala' si anda por Miraflores...y dile que perree, perree. Sin duda la destitución de Pepu es lo más relevante que ha sucedido en este país en estos meses, con permiso de la 'vuelta al ruedo' de Javier Dávila (tengo memoria de pez: se me olvida demasiado pronto la mierda mediática, y la mierda de verdad la comentaremos 'tete a tete').

Vente ya pa-K