jueves, 5 de junio de 2008

Trujillo/Chiclayo

Dia 122

Como el regreso esta a la vuelta de la esquina, los ultimos dias el ritmo de mi viaje ha sido un poco mas rapido. Despues de mi breve paso por Nazca y los 2 dias en Lima, llegue a la ciudad de Trujillo donde he pasado otros 2 dias.
El primero ha sido de los pocos en todo el viaje (¿quizas 3?) que he pasado solo, y eso que llevo mas de cuatro meses viajando supuestamente "solo".
La mañana la dedique a conocer el centro de Trujillo, ciudad que compite con Arequipa por ser la segunda de Peru y que tiene un centro con un riquisimo y bien conservado patrimonio de la epoca colonial en forma de iglesias y casas-palacio.

La plaza de armas de Trujillo

La tarde se me paso volando enfrascado en un libro que me compre en Lima por recomendacion de Alvaro. Trata sobre la guerra sucia contra el terrorismo en la epoca de Fujimori y Montesinos y de paso todos los millones que saqueo y repartio a sus amigos este Duo Dinamico. Comparado con "el Chino", gente como Menem parecen tristes aprendices. Javi, en cuanto vuelva a Sevilla, es tuyo.
Por la noche, para quitarme el mal sabor de boca de las tropelias de Fujimori me fui a un restaurante un poco mejor que los comedores de los mercados que sulo frecuntar y me pegue un homenaje en forma de cevivhe de pescado y marisco. Cuando me meti el primer langostino en la boca me rodo uan lagrima por la mejilla al volver a disfrutar de un sabor que no recordaba desde las ultimas navidades.


El segundo dia estuve por los restos preincaicos de los alrededores de Trujillo. Primero la ciudad de Chan Chan, capital de la civilzacion Chimu, que cuando mejor lo estaban pasando vieron su expansion truncada por la de los incas. Los restos que se pueden visiar son los de uno de los numerosos templos de esta ciudad, la mas grande construccion de adobe del mundo.


Uno de los mil rincones de Chan Chan


Despues visite la Huaca de la Luna que junto con su vecina Del Sol son las construcciones mas importantes descubiertas de los Moche, anteriores a los chimues y que por no disponer tampoco de las piedras de las montañas construian en adobe. Pese a eso la Huaca de la Luna esta sorprendentemnte bien conservada.


Relieves en la Huaca de la Luna

Por la tarde quede con Henry, arqueologo trujillano que trabaja precisamente en el proyecto Huaca de la Luna y ademas es doctorando de la universidad Pablo Olavide de Sevilla. Contacte con el a traves del gran Marcelo que en su juventud tambien anduvo excavando por estas tierras.


Esa misma noche me fui a Chiclayo, una ciudad que no ofrece demasiados atractivos para el visitante. Pero cuando uno va viajando por sitios que tan a menudo viven por y para el turismo, se agradece una ciudad de verdad, donde la gente hace su vida, trabaja en sus cosas y no te acosa por la calle par que vayas a su hotel o a su restaurante al grito de "¡Amigo, amigo..!" Es una sensacion parecida a la que tuve en Temuco en Chile o en Cochabamba en Bolivia.

El tipico mototaxi peruano

La razon por la que fui es el museo de las Tumbas Reales de Sipan. En Sipan estaba el otro gran centro de la cultura Moche y en una excavacion se encontro una construccion con varias tumbas de personalidades importantes. Los nobles moche se hacian enterrar con comida, sirvientes, mujeres, armas, animales y todas sus riquezas y simbolos de poder, no le dejaban nada a su sucesor. En esta excavacion se encontraron las tumbas de 2 reyes, un sacerdote y varios nobles y jefes militares. No son imaginables la cantidad de joyas y adornos de oro, plata, turquesas y conchas. Todo un espectaculo y dispuesto en un museo inaugurado hace menos de cinco años y que puede competir con cualquiera del mundo. Nada que ver, por ejemplo con el decrepito museo de El Cairo.


Mojitos y shisha en Mancora

De Chiclayo me he venido a Mancora, ultima parada antes de Ecuador. Aqui me voy a quedar unos dias porque esto es un paraiso. De momento ya he reclutado a mi nuevo equipo: Eric, canadiense; Mohamed, egipcio; y Govind, indio. Ya os contare.

6 comentarios:

Fernando dijo...

Enrique te echo de menos tio, come más que estás mu canijo!

Javithink dijo...

La foto tiene un aire a la que colgaste en tu primera noche en Uruguay, pero se te ve más rodado.
Aquí, instalado en Sevilla espero las historias que contéis, el libro y tú.
Disfruta del final de este viaje

eldomadordevacas dijo...

Te he seguido día a día en tu periplo y ahora que andas por Trujillo, por Chiclayo, por Máncara, he vuelto a recordar mis veranos de arqueólogo. Te felicito, porque has descubierto la maravillosa cultura Moche.
Hoy te envidio más que ayer, pero menos que mañana.
Suerte en la frontera entre Perú y Ecuador, es un sitio fáscinante y divertido, una tierra de nadie donde por algunos minutos o metros no sabes en qué país estás.Todo una aventura.
Si tienes tiempo, no dejes de visitar las cataratas/salto Girón camino a Cuenca una vez pasada la frontera. Hay un albergue que lo lleva un tipo francamente encantador. Y en Cuenca que no se te olvide contactar con mi amiga Maki (gran arqueóloga y futura mamá).
Lo dicho, sigue caminando amigo que esto no ha hecho más que empezar.

mamá dijo...

Aunque se publique como mamá soy colombin.He tenido problemas con internet por éso no te he escrito antes.
Estoy viajando contigo,disfruto contigo,me extasio igual que tu y hasta sufro tus dolores musculares.
Mi niño,para seguir con el alto nivel cultural de tu blog,termino con una cita:quién lee muccho y anda mucho,sabe mucho.Mil y mil besos de colombin que está volando contigo

Enrique dijo...

No pienses que el viaje se acaba. Esta es solo la primera etapa, lo seguirás (seguiremos) disfrutando mucho tiempo mas...hasta que se locuentes a tus nietos.
Un abrazo grande.
Papá.

Santiango dijo...

Trujillo es una ciudad hermosa, con inmensas casonas colonias, que parecen verdaderos palacios por dentro. Las huacas prehispanicas son monumentales y llenas de historia. Si q vale la pena visitarlo