viernes, 25 de abril de 2008

Potosi/ Sucre

Dia 65
Despues de separarnos en Uyuni, continuamos por Bolivia Sebastian (el colombiano), Belen, Hernan (Argentinos) y el Gaita, es decir, yo el español en jerga Porteña.
Bolivia esta siendo toda una sorpresa. Aunque mas pobre que Argentina, hasta ahora no he visto la miseria que me habia imaginado y sobre todo me gusta que aqui la gente todavia cree que la politica puede cambiar la vida de muchos y todo el pais bulle al ritmo de manifestaciones, pintadas y actos politicos, no como en Europa o en la misma Argentina donde todos hemso asumido que da igual quien gane porque gobierne quien gobierne no va a cambiar nada.

Potosí y Sucre, las ultimas 2 ciudades que he conocido me han encantado. Las 2 respiran historia y tienen un centro muy bien conservado por el que es uan delicia pasear, y a eso basicamente nos hemos dedicado.



Iglesias en Potosí

En Potosi ademas hicimos una visita a la que fue la mayor mina de plata del imperio. Se estima que los españoles nos llevamos el 95% de la plata del Cerro Rico para financiar las guerras en Europa, pero el otro 5% junto con otros minerales sigue extrayendose casi en las mismas condiciones que hace 4 siglos. EN la mina no hay ingenieros ni nada parecido y lso mas veteranso coordinan el trabajo. Cada minero vende lo que saca y cobra en consecuencia por lo que la suerte cuando empiezan a picar en un determinado sitio es un factor fundamental. Tienen un par de martillos hidraulicos pero la mayoria trabajan con una pica y un martillo, hacen un orificio y meten un cartucho de dinamita (tal cual) que hace que se desploem media pared. De lo que los mineros desechan como basura, algunas mujeres seleccionan algunas piezas segun el peso (esta operacion no la hacen obviamente con uan balanza de precision, la hacen tomandolas con la mano sentadas en el suelo frio y humedo). A lso mineros les pagan por kilos de mineral. A estas mujeres por toneladas. La visita fue bastante esclarecedroa de como es el trabajo de estos hombres desde lso 14 años.


Preparados para bajar a la mina

La gracia de la dinamita es que aqui la venden en las tiendas de desavio y cualquiera puede comprarla sin ningun tipo de control. De hecho hemos conocido a un escoces que compro un par de cartuchos con los colegas (a euro la unidad) y se dedicaron a reventarlso en el campo.

El resto de la visita a Potosí segun lo comentado, paseos por el centro, por sus numerosas iglesias barrocas y el miercoles por la tarde para Sucre

Sucre es la capital constitucional de Bolivia pero eso no significa que se auna gran ciudad. Es en todo bastante parecida a Potosí. Nos hemso dedicado a deambular por el centro y a armar quilombo en el albergue por las noches.


El patio de la facultad de derecho de Sucre, con sus arcos y una fuenta en medio, recuerda algo al de nuestra Fabrica de Tabacos

Se me olvido contaros que estamos haciendo noches de comida tipica. Hace 2 me toco a mi e hice un pisto bastante apañao. La siguiente, Hernan nos deleito con un tipico asado argentino y anoche Belen nos hizo unas empanadas de carnepara seguir con la cocina porteña. A ver con que nos sorprende el Colombia.

Hoy hemos dado otro paseito, hemso subido a un mirador desde el que se domina toda la ciudad y en un rato tomamos un bus a Cochabamba, todos menso Hernan que se queda una noche mas aqui y que se reune con nosotros en la paz el domingo.


Sucre desde el mirador de la Recoleta

Ya os contare


Por ultimo una muestra mas de grandeza mundial en el pecho del proveedor del albergue de Sucre

7 comentarios:

Javithink dijo...

Sé que lo hiciste, pero nuca queda de más nombrar el libro "Las venas abiertas de América Latina"(Eduardo Galeano) para pasar por Potosí...
Por lo demás, gran sorpresa la actualización tan poco distante de la previa, se agradece.
Yo por Madrid de despedidas.
Un abrazo, se te espera

mamá dijo...

Rey!tú si que vales un potosí
bsssssssssssssssss

isa piriz dijo...

Cuentan las lenguas antiguas...
vamos mi sevillaaaaaa...
sale el sol x la mañana...
oh kanuté oh kanuté...
(Menos mal q no estuviste aquí el sábado para presenciar nuestra última derrota en casa...)
Que chula la foto del salto...te estás superando!
Por aquí todo bien, exandote de menos, y un poko malita con la garganta.
Ya te enseñaré a hablar quechua, que yo de eso se mucho.
Mil besosssssss

Eloy dijo...

Mira que estropear un blog tan interesante y tan bonito con esa última foto... Igual hasta poto... si...
Muchos besos rey

Fernando dijo...

Antes de la peluca y la casaca
fueron los ríos, ríos arteriales:
fueron las cordilleras, en cuya onda raída
el cóndor o la nieve parecían inmóviles:
fue la humedad y la espesura, el trueno
sin nombre todavía, las pampas planetarias.

El hombre tierra fue, vasija, párpado
del barro trémulo, forma de la arcilla,
fue cántaro caribe, piedra chibcha,
copa imperial o sílice araucana.
Tierno y sangriento fue, pero en la empuñadura
de su arma de cristal humedecido,
las iniciales de la tierra estaban
escritas.
Nadie pudo
recordarlas después: el viento
las olvidó, el idioma del agua
fue enterrado, las claves se perdieron
o se inundaron de silencio o sangre.

No se perdió la vida, hermanos pastorales.
Pero como una rosa salvaje
cayó una gota roja en la espesura
y se apagó una lámpara de tierra.

Yo estoy aquí para contar la historia.
Desde la paz del búfalo
hasta las azotadas arenas
de la tierra final, en las espumas
acumuladas de la luz antártica,
y por las madrigueras despeñadas
de la sombría paz venezolana,
te busqué, padre mío,
joven guerrero de tiniebla y cobre,
oh tú, planta nupcial, cabellera indomable,
madre caimán, metálica paloma.

Yo, incásico del légamo,
toqué la piedra y dije:
Quién
me espera? Y apreté la mano
sobre un puñado de cristal vacío,
Pero anduve entre flores zapotecas
y dulce era la luz como un venado,
y era la sombra como un párpado verde.

Tierra mía sin nombre, sin América,
estambre equinoccial, lanza de púrpura,
tu aroma me trepó por las raíces
hasta la copa que bebía, hasta la más delgada
palabra aún no nacida de mi boca.

Amor América. Pablo Neruda.

Jose Ignacio dijo...

Empírico, empírico, ¿o debo llamarte Marco Polo? JOder que forma de viajar!!!!
Por cierto ¿por qué castigar a tus queridos lectores con fotos tan soeces? ¿acaso te hemos hecho algo?. Ni en el más alto pico de los andes se puede librar uno de estos palanganas.
Un abrazo piltrafa

jaimetion dijo...

Hola enrique, te felicito por tu viaje, has pasado buenas experiencias y eso me alegra, espero que sigas sin problemas
te seguiré escribiendo

jaime desde el j