martes, 8 de abril de 2008

¿Solo?



Dia 58


Tras 2 meses en el continente comienza la tercera etapa de mi viaje, que por los destinos y la falta de compañia estable sera la autentica aventura.


De Santiago tome un bus a La Serena con intencion de pasar aqui unos dias antes de seguir mi viaje al norte. Y desde que llegué, han sido escasos los momentos en los que he estado solo. Tras una vuelta por el centro de La Serena (ciudad pia donde las haya, creo que presenta la mayor ratio de iglesias por habitantes que he visto nunca, y soy de Sevilla) me di un paseo hasta la playa. La verdad es que ni el pueblo ni la playa tienen mucha personalidad. Una especie de Viña del Mar a pequeña escala. Y al igual que Viña, esta situada en una bahia y tambien al igual que esta ha crecido hasta casi unirse con el puerto vecino, Coquimbo, que siguiendo con la analogia seria un Valparaiso en pequeño. Mas abajo hablo de Coquimbo.
La playa de la Serena



Llegue a la playa a las tantas y entre a comer en el unico restoran que tenia la cocina abierta. Primer encuentro feliz del fin de semana, dos chilenos moteros, algo mas viejos que yo, uno de ellos escalador, que discutian si trabajamos para vivir o vivimos para trabajar. Invitado a unirme a la conversacion pasamos el resto de la tarde en ese restaurante arreglando el mundo. Fin de La Serena.



A la mañana siguiente parti al Valle del Elqui, famoso por sus viñas (es donde se produce la mayoria del pisco), sus frecuentes avistamientos de OVNIs y ser la cuna del primer premio Nobel de literatura para un sudamericano, la poetisa Gabriela Mistral. El valle es un estrecho cañon por donde corre el rio Elqui y una estrecha franja de verdor rodeado, una vez mas, de los imponentes cerros deserticos de los Andes. Varios pueblos minusculos se suceden por el valle y sin un rumbo definido me subi al autobus confiando en que el azar me guiara.






Atardecer en el Valle del Elqui



En el bus iba montado el azar en forma de una inglesa y una holandesa que vivian en Santiago y andaban de fin de semana por aqui, aunque solo iban a pasar el dia en Pisco Elqui, uno de los pueblos del valle. Asi que ese fue mi destino. Tras un entretenido paseito por el pueblo y una visita a la destileria de pisco mas antigua del pais, se volvieron a la Serena y yo a buscar camping.


Zoë y Maria, compañeras de viaje por un dia





Encontre un camping bacán, en la orilla del rio y con mucho verde aunque parecia ser el unico campista. Pronto vi la luz de lo que parecia un fuego y descubri que tenia vecinos. Me acerqué y no me separe de ellos en todo el fin de semana. Claudio y Cati eran 2 chilenos encantadores y con ellos y otra pareja pase 2 dias de asado, baños en el rio y vino del pais.
Dugar, Veronica, Claudio y Cati






Émulo de John Weissmuhler saltando a una poza



Ayer por la tarde volvi a la civilizacion, a Coquimbo. Si papá, a Coquimbo, para que veas que siempre os hago caso. La ciudad es un puerto importante en la bahia con unos cerros detras por donde se desparraman casas de colores, suena familiar. Igual que Valpo, bulliciosa, llena de vida y sucia.





El cerro "El Vigia"





El puerto de Coquimbo





¿Para que poner solo gaviotas en el puerto como en España si puedes poner enormes pelicanos y leones marinos?





Lo mas sorprendente de la ciudad son 2 disparates del alcalde que coronan los 2 cerros mas altos de la ciudad. Uno es una cruz gigante de hormigon (la Cruz del III Milenio que conmemora una visita del papa). Grande, grande, grande y fea, fea, fea. La otra genialidad fue construir un centro para el dialogo de las civilizaciones para el que pidio patrocinio al rey de Marruecos que enterró una generosa cantidad de millones al igual que la municipalidad. Con una comunidad musulmana insignificante en la region, le enorme mezquita esta siempre vacia.
¿Fez, Tanger? No. Coquimbo, Chile



Ayer por la tarde visita al fuerte (y tuve una larguisima charla con el dueño del Cafe del Fuerte que habia vivido 5 años en España y era un enamorado) y por la noche animada cena en el albergue. El albergue tiene 2 puntos fuertes: es un caseron enorme y de los mas antiguos de Coquimbo y sobre todo, el personal es genial. Lo atienden el dueño y 3 chicas divertidisimas que viven y trabajan aqui. Me recuerda mucho a aquel mitico Princess Street West de Edimburgo donde pase el mejor verano de mi vida con el famoso educador y escalador Ruben Albarca.


El Albergue Nomade
Nicol, Claudia y Rocío

Hoy he estado todo el dia vagando por la ciudad y esta noche tiene la misma pinta que la ultima. Mañana al parque natural del pingüino de Humboldt a ver delfines, leones marinos y por supuesto pingüinos. Ya os contaré


P.D.: Los que vayais escogiendo plaza de residente estos dias escribidme un mail contandome

4 comentarios:

GMaestro dijo...

Enrique!! tras mucho tiempo sin que sepas de mi (y sin mirar tu blog, he de reconocerlo) veo que has estado en La Serena!! yo estuve por allí con mi familia (tenemos un amigo allí) y visité la zona pobre (probablemente te hubiese interesado más socialmente).

Siento la despedida de tus zapatillas, yo tb soy un romántico de la ropa vieja y terminan tirándome mis prendas...

Mucho ánimo con tu viaje y disfruta de Chile, que me gustó más (paisajísticamente) que Argentina!

Estrella dijo...

Veo que la verdadera aventura acaba de empezar... Esa por la que a mí me entrarían unos dolores de barriga por la incertidumbre... Pero a la vista está que siempre tienes suerte, xq 1. eres muy abierto, 2. ya sabes muchas cosas (histórico-culturales) de la zona y 3. tienes muchas ganas de saber y disfrutar. Mucho ánimo. Ya nos contarás.
pd: d solo, nada, al final... q penita de zapatillas... kedatelas de recuerdo :P

Harry Haller dijo...

Bueno, bueno...Ayer tiré la vacuna para el cólera que dejaste en mi nevera (no creo que ya la necesites). Parece que fue ayer cuando estuvimos moqueándola con la máscara de luchador mexicano de Antón o experimentaste en carne propia el sucinto síndrome de Estocolmo por el conato de secuestro express urdido por una encantadora dama en blanco y negro.

Pero no fue ayer, de hecho va para más de dos meses. Es como si aquí las estaciones no vivieran en el calendario, sino que llegaran y marchasen con las visitas importantes.

Oficialmente, mi hermana es oftalmóloga en el Negrín de Las Palmas, y Meli (anestesia), Rosario (endocrino) y Mara (pediatría) pasarán los próximos cuatro años en el Rocío finalmente. Estos días anduvieron por aquí y fue divertido.

La Feria ha llegado en forma de Monzón Tropical, pero eso no ha impedido a Fer volver a ser el amo de la fiesta: el mismo me ha sacado los billetes para que no falte a tan sevillana cita. Brindaremos por ti y por tu ausencia (nada nuevo en estas fechas)y haremos un poco el gamberro.

Mantente en el camino, amigo, y ve donde te lleven tus botas (las nuevas).

Claudio dijo...

Buena buena,,,,,,veo que sigues tu camino...... y no mires atrás.....
Nosotros nos quedamos con un muy buen recuerdo de ese par de días en las alturas de Pisco Elqui.
Seguiremos revisando tu blog y siguiendo tu viaje, quien sabe si alguna vez nos animamos a recorrer algun tramo de tu extenso viaje.
De Chile....Caty, Vero, Dugar y Claudio.